Plantillas de Corazones para Imprimir

El día de San Valentín, también llamado día del amor y la amistad o día de los enamorados, es una buena oportunidad para poder regalar un bonito detalle a esa persona tan especial. En algunos países esta festividad se concentra solamente en las parejas que se aman, pero en otros, se acostumbra tomar en cuenta a los amigos y a cualquier persona querida.

En tal contexto, a los niños les resulta encantador poder ofrecerle un obsequio especial a su persona favorita, aunque en realidad pueden ser “varias personas favoritas”. Nada limita dar amor, especialmente en el día de San Valentín.

Es por esto que motivar a los niños a dar un obsequio en esta fecha resulta en realidad, una costumbre muy encantadora, principalmente si ese obsequio es algo que los pequeños realicen con sus propias manos. Y por supuesto, la idea de ofrecer tarjetas en forma de plantillas de corazones resulta prácticamente perfecta.

Plantillas de Corazones para Imprimir y Recortar

Pueden ser plantillas de corazones grandes de infinitos tamaños y colores. Podrían ir dibujados, recortados o moldeados por los niños. Las tarjetas en forma de corazón suelen ser unas de las más populares entre los chicos.

Otra buena idea, es proporcionarle una hoja de cartulina a cada niño, para que ellos dibujen su corazón. Luego lo recorten, y al final escriban en él, una frase inventada por ellos mismos, por supuesto, una frase que exprese todo el amor que ellos sienten por su persona predilecta.

Lo mejor de las tarjetas con corazones es que se adaptan tanto a los niños como a las niñas recordemos que:

¡A todos les encanta recibir el símbolo universal del amor!

Es por ello que podemos encontrar plantillas de corazones en los juegos de video y también en las decoraciones de las fiestas para las niñas. Así que fácilmente se pueden personalizar los corazones. De esta manera resultarán un regalo atractivo para todos.

Aquí tienes otros descargables que te pueden interesar:

Corazones para imprimir

Una idea fabulosa es doblar alguna hoja de papel por la mitad para que quede en forma de tarjeta. Los niños deberán dibujar un corazón como motivo principal de la decoración, y en la parte interna de la hoja o tarjeta, deben dibujarse a ellos mismos y a su persona favorita realizando la actividad que ambos más adoran. Además, deben incluir la frase de amor que no puede faltar en el obsequio del día de San Valentín.

Incentivar a los niños a que hagan por ellos mismos su tarjeta de obsequio para el día de San Valentín, es una valiosa oportunidad para que pasen tiempo alejados del televisor o el smartphone y se dediquen a hacer algo creativo e interactivo.

Para hacer la actividad un poco más interesante y agregarle un toque de historia, se les puede contar a los chicos cómo nació el día de San Valentín. El relato del buen sacerdote que casaba a los soldados enamorados de sus hermosas novias a escondidas del malvado emperador, de seguro resultará atrayente tanto para los niños como para las niñas.

¡Que disfruten muchos sus corazones!