Plantillas para escribir y Hoja de Rayas

Estas plantillas están compuestas por una serie de líneas, cuadros, formas, imágenes y casillas. Normalmente se encuentran como formatos en Internet o pueden ser creadas a gusto de quien las necesite. En muchos casos, suelen ser precisas y con medidas específicas para así mantener un formato estándar que siga determinados parámetros.

Están presentes en el día a día, ya que se muestran como elementos útiles para diversas actividades cotidianas. Se basan en formatos variados, normalmente bajo el nombre de formas o planillas prediseñadas. Aunque no seamos conscientes de ello, estamos en contacto permanente con este medio por ser útil, económico y rápido para acceder a cualquier información.

Hoja de Rayas: la plantilla para escribir

Son muy ventajosas, ya que organizan, separan y estructuran información mediante un mapa de formas y líneas sencillas. Asimismo, son rápidas, puesto que por ser repetitivas permiten seguir un formato determinado para ser llenados. A su vez, ayudan a organizar la información, porque quien crea la plantilla, lo hace con el objetivo de recabar información específica.

También refleja su utilidad por el ahorro que logra al estar plasmada una pregunta y un espacio determinado para su contestación. Esto permite obtener respuestas concisas que se traducen en menos costos por material, así como tiempo empleado para su lectura. También se aprecia la sencillez del medio cuando puede ser producido en masa y de manera rápida, por ser un modelo único.

Otras plantillas que te pueden interesar:

Cómo realizar una plantilla para escribir recto

Antes de comenzar, se debe tener clara la información que se desea recopilar y analizar detenidamente los tópicos principales en los que se basará la plantilla. Es conveniente saber la longitud de las respuestas deseadas con el fin de realizar un buen empleo del espacio. Es muy aconsejable conocer de antemano cuál es la intención de uso de la plantilla para determinar si predominarán los gráficos, espacios para relleno o preguntas abiertas.

A continuación, en caso de ser una plantilla con interrogantes, se plasman los cuadros, líneas o gráficos, con las preguntas a ser contestadas. En caso de ser una plantilla en blanco, se colocan las líneas o figuras tal y como se espera sean completados. Cuando se trate de una planilla mixta debe buscarse administrar el espacio y las dimensiones, de manera que todo encaje en un tamaño adecuado.

Tomar en cuenta quienes serán las personas que llenarán la plantilla facilita su diseño y el uso de los medios adecuados en su creación. Por ser un medio tan versátil y con el fin de hacerla más dinámica se pueden utilizar imágenes prediseñadas o redacciones divertidas. Se deben tener en cuenta las imágenes y colores a utilizar para afianzar tópicos o espacios específicos en los que se desee una mayor atención del lector.

Por último, se debe estar consciente de que por su naturaleza son de formato libre, así que puede plasmarse todo el ánimo del creador de la plantilla, para conseguir la mayor calidad en la recolección de las respuestas.